thumbnail

Hoy hubo una tormenta solar sorprendentemente poderosa y se prevé que continuará hasta el anochecer

Anuncios


Una de las tormentas magnéticas más fuertes de los últimos años, que comenzó más temprano el 14 de mayo y se prevé que continuará hasta el anochecer, puede aumentar la posibilidad de desorbitajes de naves espaciales y causar problemas en la navegación y comunicación por satélite, el Instituto de Física de Lebedev de la Academia Rusa de Ciencias (LPI RAS) dijo.

El laboratorio agregó que se esperaban interrupciones en la navegación por satélite y problemas con la navegación por radio de baja frecuencia, así como interrupciones en la comunicación por radio de alta frecuencia.


A su vez, la Corporación Estatal Estatal Rusa Roscosmos le dijo que no había registrado cambios en el trabajo de los satélites rusos en relación con la tormenta magnética.

El científico jefe del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Instituto de Física de Lebedev, Sergey Bogachev, declaró la tormenta geomagnética más poderosa vista en casi dos años que comenzó el martes por la mañana causada por la actividad solar.

Según el científico, la tormenta geomagnética puede afectar a las personas meteosensibles.

La tormenta comenzó el martes alrededor de las 6 am hora de Moscú (3 am GMT) y se espera que dure hasta la noche, ya que este tipo de evento suele durar hasta diez horas. La normalización del campo magnético de la Tierra se espera para las primeras horas del miércoles.

¿Las tormentas solares causan Terremotos?


Científicos del Servicio Geológico de los Estados Unidos concluyeron que ni las llamaradas solares por muy grandiosas y espectaculares que sean ni las eyecciones de masa coronal (las partículas ardientes lanzadas al espacio por el Astro rey) pueden provocar que la superficie del planeta se eche a temblar.

Decimos «parece» porque los autores reconocen que el resultado de sus indagaciones no es concluyente. No han encontrado una conexión, pero tampoco pueden poner la mano en el fuego por que esta no exista.

Lo que sí existe es la creencia de que los terremotos pueden activarse o ser más intensos cuando el Sol entra en una fase de gran actividad. Un estudio publicado por el Space and Science Research Centre en Florida (EE.UU.) hace tres años encontraba una fuerte correlación entre la actividad solar y los mayores eventos sísmicos y volcánicos en la Tierra. Cuando sucedió el devastador seísmo de Japón el 11 de marzo de 2011, el Sol estaba muy despierto, lo que suscitó aún más el interés popular por este asunto.

Anuncios
Tags :

No Comments

Loading...
loading...